La lucha constante de las personas que necesitan solicitar asilo en España

La lucha constante de las personas que necesitan solicitar asilo en España

En este artículo quiero centrarme en la la lucha constante de las personas que necesitan solicitar asilo en España. En las sombras de la burocracia y la indiferencia, cientos de personas en el país esperan con ansias una respuesta. Son los solicitantes de asilo, aquellas personas que han huido de la persecución, la violencia y la desesperación en busca de un refugio seguro. Sin embargo, su camino hacia la protección internacional está plagado de obstáculos, negligencia y desesperanza. Ya es momento de alzar la voz y exigir un cambio para esta población vulnerable que sólamente necesitan gestionar un procedimiento que debiera ser sencillo.

La historia de Harouna Conte, un joven guineano de 22 años, es un reflejo de la lucha que enfrentan estos solicitantes de asilo. Harouna conversa con el periodista acerca de la dificultad para conseguir una cita telefónica. Marca el número una y otra vez, pero nadie responde al otro lado de la línea. La cita necesaria para iniciar su proceso de asilo sigue siendo esquiva. Harouna no es la única persona que atraviesa esta situación. Esta historia se repite en toda España. La falta de citas niega a las personas migrantes el acceso a derechos básicos y los mantiene en un limbo de incertidumbre.

Derechos denegados a solicitantes de asilo

La falta de citas no es el único problema que atraviesan las personas que necesitan solicitar protección internacional en España. Se enfrentan una serie de desafíos como:

  1. Acceso a la Sanidad: Muchos carecen de asistencia sanitaria, lo que pone en riesgo su salud física y mental. La falta de atención médica adecuada agrava sus condiciones y aumenta su vulnerabilidad.
  2. Asistencia Jurídica: La tramitación de sus solicitudes requiere asesoramiento legal, pero la falta de recursos dificulta este acceso. Sin orientación legal, muchos se sienten perdidos en un laberinto legal desconocido.
  3. Libertad de Movimiento: El derecho a moverse libremente por España es esencial, pero a menudo se ve limitado. Las restricciones de movimiento dificultan la integración y la búsqueda de empleo.

Es hora de que las autoridades competentes escuchen este grito de desesperación. La Oficina de Asilo y Refugio, dependiente del Ministerio del Interior debe escuchar todas las exigencias de estas personas que viven en la lucha constante para solicitar asilo en España . Es por esto que desde acá se exige:

  1. Mayor eficiencia: Agilicen los trámites para pedir protección internacional. Cada día cuenta para aquellos que huyen de la violencia y la persecución. No pueden permitirse esperar indefinidamente.
  2. Recursos suficientes: Doten a la Oficina de Asilo y Refugio de los medios necesarios para atender a los solicitantes. Personal capacitado, infraestructura adecuada y sistemas eficientes son esenciales.
  3. Humanidad: Traten a las persponas solicitantes de asilo con dignidad y respeto. No pueden seguir siendo invisibles. Escuchen sus historias, comprendan sus necesidades y actúen con empatía.

No se puede permitir que la burocracia y la negligencia oscurezcan el camino de quienes huyen de sus países en busca de un lugar seguro. Es hora de actuar, de escuchar y de garantizar que los solicitantes de asilo encuentren la protección que merecen. El reloj sigue corriendo, y sus vidas están en juego. Como sociedad, debemos levantar la voz y decir: ¡Basta! No más silencio, no más espera. Es hora de un cambio real y significativo.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *